Keeping the Doors Open | Manteniendo las puertas abiertas
DISTRICT | February 19, 2020
Keeping the Doors Open | Manteniendo las puertas abiertas

The Positive Effects of Parent Workshops on Chicago’s North Side

Les Kniskern vividly remembers the time he held an impromptu resume workshop for a husband and wife in his community. After seeing a Chicago Public Schools (CPS) job fair email he had sent, the couple showed up to his office with some of their past work experience written on a piece of notebook paper. Les helped them develop their resumes, and the very next day, the husband was hired by CPS. As a Family and Community Engagement (FACE) manager serving Chicago’s Far North Side neighborhoods, Les believes that every parent deserves access to equitable professional and learning opportunities. Not only do these opportunities empower parents, they also help parents support their CPS students. 

After working in theater production and stage management, Les decided that he wanted a career that was more community-oriented. He earned a graduate degree in community development, and has been working as a FACE manager since 2012. He sees himself as a CPS navigator, helping parents turn their questions into answers by connecting them with the right person or department in the district. 

“Having been working in the district for almost ten years, I still don’t know all the answers, but I generally do know where I can go to find them,” he said. “CPS’ structure changes and the people change, so if you know how to find resources, you can be a big help to parents.” 

Even though Les’ role has expanded over the years with the creation of his Parent University, he always returns to the foundations of his job: working with parents one-on-one to solve their problems. In fact, some of his greatest successes have come from being accessible, listening, and helping a parent work through a specific issue. 

“One time, I was working with a parent who did not want to send her child to a particular school. She said she had heard horrible things about it, so I asked her: ‘Have you been inside the school and met with the principal?’” Les said. “I arranged that for her, and the next day she called me and said: ‘I want my child to go to that school and I have three families on my block that I need to tell as well.’”

While working with CPS parents for so many years, Les has learned that they often see schools as “impenetrable fortresses” and don’t feel that they truly know the true culture or the full scope of the academic offerings at their children’s school. Therefore, he says that working closely with the principals in his communities gives him the opportunity to help change public perceptions of their schools and keep parents up-to-date on what is going on inside each school. 

Les also works with parents to positively channel their interests in a way that not only benefits their own children, but also other students across the community. One parent showed a strong interest in social and emotional learning and eventually became an official CPS vendor providing positive discipline workshops for parents and teachers. Another parent was extremely engaged during workshops regarding diverse learners, and his Parent University helped him channel that passion into becoming a special education classroom assistant at one of the high schools in his community.   

While Les says that the diversity of his schools is their greatest strength, he also acknowledges that supporting families on the Far North Side–where over 50 languages are spoken–can be a challenge in terms of equity. He is constantly strategizing to find new ways to get the message out to parents about the wide range of resources CPS can offer their families. For example, his team has partnered with the Chicago Refugee Coalition and Imperfect Foods to offer fresh fruits and vegetables to families multiple times per month. 

Les is most proud of a workshop only offered on the far North Side: side-by-side cooking. In this six-week workshop, parents from the community work with diverse learners at Sullivan High School to cook a meal that they then share together. It’s a reminder of the great things that can happen when parents know they are welcome in their neighborhood school. 

It’s a reminder that when you keep your doors open, a sense of community will always find its way in.


Los efectos positivos de los talleres para padres en el norte de Chicago 

Les Kniskern recuerda claramente la vez que organizó un taller de curriculum vitae improvisado para una pareja en su comunidad. Después de ver un correo electrónico sobre la feria de empleo de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS) que él había enviado, la pareja se presentó en su oficina con una hoja de papel que contenía algunas de sus experiencias laborales previas. Les les ayudó a crear sus curriculum vitae. Y al día siguiente, el marido fue contratado por CPS. Como mánager de Participación Familiar y Comunitaria (FACE) que sirve a los vecindarios del extremo norte de Chicago, Les considera que todos los padres merecen tener acceso a oportunidades profesionales y de aprendizaje equitativas. Estas oportunidades no solo empoderan a los padres, sino que también les permiten brindarles apoyo a sus hijos que asisten a una escuela de CPS. 

Después de trabajar en la producción teatral y en la gestión de escenarios, Les decidió que quería seguir una carrera más orientada a la comunidad. Obtuvo un título de postgrado en desarrollo comunitario, y ha estado trabajando como mánager de FACE desde 2012. Se ve a sí mismo como un especialista de recursos de CPS, que ayuda a los padres a buscar las respuestas a sus preguntas. También les recomienda las personas o los departamentos adecuados en el distrito. 

“Aunque haya trabajado en el distrito por casi diez años, aún no puedo resolverlo todo por mi propia cuenta, pero generalmente sé dónde puedo obtener ayuda”, dijo. “La estructura de CPS y la gente cambian, así que si conoces las maneras de cómo encontrar recursos, puedes ser de gran ayuda para los padres”. 

Con la creación de su Universidad de Padres, las responsabilidades de Les han aumentado durante los años. Sin embargo, siempre se ha encargado de lo esencial: trabajar con los padres individualmente para resolver sus problemas. De hecho, ha obtenido algunos de sus mayores éxitos por haber sido accesible, y por haber escuchado y ayudado a un padre a solucionar un asunto en específico. 

Una vez, trabajó con una madre de familia que no quería que su hijo asistiera a una escuela en particular, ya que había escuchado cosas horribles sobre ella. Así que Les le preguntó: ¿Ha visitado la escuela y ha hablado con el director?”. Luego, programó una reunión entre ella y el director. Al día siguiente ella llamó a Les y le dijo: “Quiero que mi hijo asista a esa escuela, y también tengo que contarles a tres familias en mi cuadra sobre ella”. 

Tras trabajar por tantos años con los padres de CPS, Les se ha dado cuenta de que muchas veces ven a las escuelas como unas “fortalezas impenetrables”, y no conocen su verdadera cultura escolar o todas las ofertas académicas que se ofrecen. Por lo tanto, trabajar estrechamente con los directores escolares en sus comunidades le permite cambiar la opinión pública sobre sus escuelas, y mantener a los padres al día sobre lo que sucede dentro de cada escuela. 

Les también trabaja con los padres para ayudarlos a seguir sus intereses de manera que no sólo beneficien a sus propios hijos, sino también a otros estudiantes de la comunidad. Uno de los padres mostró un gran interés en el aprendizaje social y emocional, y al final se convirtió en un proveedor oficial de CPS que ofrece talleres para los padres y los maestros sobre la disciplina positiva. Otro padre de familia participó activamente en los talleres sobre los estudiantes de educación especial. Y su Universidad para Padres le ayudó a seguir su pasión de convertirse en un asistente de educación especial en una de las secundarias de su comunidad.   

Si bien Les dice que la diversidad de sus escuelas es su mayor fortaleza, también reconoce que apoyar a las familias en el extremo norte donde se hablan más de 50 idiomaspuede ser un desafío en términos de equidad. Crea constantemente estrategias para encontrar nuevas maneras de informarles a los padres sobre la amplia gama de recursos que CPS puede ofrecerles a sus familias. Por ejemplo, su equipo se ha asociado con la Coalición de Refugiados de Chicago, y la organización Imperfect Foods para ofrecer frutas y verduras frescas a las familias varias veces al mes. 

Les está muy orgulloso de un taller de cocina que sólo se ofrece en el extremo norte. En este taller de seis semanas, los padres de la comunidad preparan una comida con los estudiantes de educación especial de la Escuela Secundaria Sullivan, para luego comerla juntos. Esto nos hace recordar de las maravillosas cosas que pueden suceder cuando los padres saben que son bienvenidos en la escuela de su vecindario. 

Es un recordatorio de que cuando mantienes tus puertas abiertas, crearás un sentido de pertenencia en tu comunidad.